martes, 31 de agosto de 2021

Películas sanitarias.

 



Estas tres películas estrenadas en nuestro país este año, con un contenido "sanitario" y "reflexivo" sobre el mundo de la medicina y los intereses de todo tipo que están a su alrededor y que desgraciadamente lo condicionan, lo manipulan y se aprovechan a costa de la población, confiada, ignorante y poco reflexiva e investigadora.

Se trata de "El médico de Budapest", "El olvido que seremos" y "Charlatán". Si tuviera que elegir sólo una de ellas, me inclinaría por la última, pues me identifico mucho con lo que defiende y expone.

Curiosamente tanto la segunda como la tercera, están basadas en hechos reales y la tercera aunque no es así, se puede decir que lo que sucede y denuncia la película, sucede en la realidad, muy a pesar de los pesares. 

Es obvio que recomiendo las tres, pues forman una trinidad, muy completa y muy reveladora, de lo que ha sucedido, "sucede" y mucho me temo que seguirá sucediendo, mientras los poderes fácticos, así lo deseen, así les interese y así lo acepte la mayoría de la población.

El ejercicio de la medicina, el magisterio, la responsabilidad de la misma, es de las más altas, junto con la magistratura. Por ello desgraciadamente son las más vapuleadas, controladas y manejadas, por el poder político, económico y como no judicial.

Algo tan bonito, tan vocacional, tan servicial, tan necesario, es muy triste que se haya convertido desde hace mucho tiempo, en algo mafioso, engañoso y peligroso, para el ciudadano de a pie.

Cuantos médicos, investigadores y descubridores, de todos los estilos y vertientes, han sido, son y serán, si nada cambia, carne de cañon, siendo criticados, perseguidos, marginados, calumniados, expulsados, juzgados e incluso eliminados fisicamente, por mantenerse fieles al juramento hipocrático, por ser fieles a sus pacientes, por aportar las mejores de las terapias y los mejores medicamentos, para el bien, alivio, curación y sanación de aquellos que estaban en un proceso enfermizo.

Por ello viene bien, que se hagan películas como las mencionadas, para que "tomemos conciencia" de lo que pasa y ha pasado con el sistema sanitario, desde hace muchos años. Lo que importa es que los beneficios estén de parte de las multinacionales y no de los pacientes. No importa curar, lo importante es ganar. No importa el sufrimiento ajeno y si la alegría de unos cuantos, en sus cuentas corrientes.

Que la salud sea un gran negocio, a costa de la salud del individuo común, es una realidad y quien no lo vea, es que está ciego o forma parte del negocio lucrativo de la salud.

Espero y deseo que podaís visionar estas pelis y juntos reflexionemos y actuemos, para que se produzca un gran cambio y la salud vuelva a ser un servicio de entrega y amor y no algo interesado e incluso como decía anteriormente peligroso y claramente delictivo. Gracias y mucha salud.

sábado, 31 de julio de 2021

OCHO Y MEDIO

 

El pasado 23 del presente mes a las 19 horas, vi cumplido uno de mis sueños, que era exponer y presentar mi libro: HAZ DE TU VIDA LA MEJOR PELÍCULA/CINE COACHING, en la mítica librería de cine en Madrid, concretamente en la calle Martín de los Heros 11, cerca de la Plaza de España: OCHO Y MEDIO.

Una librería que en el año 1995 recogió el testigo de la antigua librería Alphaville, que se encontraba en la misma calle de la actual, pero dentro de los también míticos cines Alphaville.

Desde ese año y con la remodelación adecuada, se encuentra a pie de calle, donde desde hace un  tiempo, tiene terraza, donde se pueden consumir variados productos y bebidas, algo que ayudado enormemente al mantenimiento de la librería.

Se encuentra en ella más de 15.000 títulos, donde el cine y en menor medida las series, son las protagonistas de dicha librería. Textos y guiones donde la mayoría son españoles y el resto ingleses, franceses, portugueses, etc.

Su decoración, la calidez, la cercanía y sobre todo esa atmósfera cinéfila que desprende toda ella, te envuelve, te atrapa, te sublima, desde que pones el primer pie dentro de la tienda.

Siempre que he podido, me he acercado a ella y he estado ratos leyendo, contemplando, degustando y eligiendo alguno o algunos libros para llevarme a casa. Pues rara era la vez que no compraba algún titulo o souvenir.

Por ello y por algunas cosas más, era mi sueño el que cuando escribiera un libro que obviamente sabía que iba a tener como referencia el cine, la obra tenia que estar presente en la librería y por supuesto el presentarlo en la misma.

Asi que cuando me ví en su interior, con el libro expuesto y sentado en la parte de atrás de la librería, para presentarlo (que por cierto es un sitio super acogedor e íntimo) no me lo podía creer y mi felicidad era casi máxima.

El único pero, fue la baja asistencia, aunque ya me aviso la encargada, que con el tema del covid, la gente es muy reticente de meterse en sitios cerrados y pequeños. Pero lo importante es que fuerón los que tenián que estar y además estuvierón muy activos y con gran complicidad, en todo momento.

Por cierto el nombre de ocho y medio, es en homenaje a la discutida película de Federico Fellini, que  particularmente no es de mis favoritas...

Con el deseo de que la librería se siga manteniendo en pie y que me encantaría que en Madrid, hubiese alguna más, me despido hasta la próxima entrada, deseando a tod@s un mes de agosto ¡de película! Gracias.

martes, 29 de junio de 2021

DAMA/SGAE

Hace casi 20 años, cuando realice mi primer cortometraje (Es hora de levantarse) premiado en varios festivales y certamenes,  me puse a buscar una sociedad de gestión de derechos de autor, tal y como me habian aconsejado.

Obviamente la primera que apareció fue la SGAE la sociedad general de autores y editores. Asi que fui a su sede de Madrid, pero hubo algo que no me gustó, sin saber muy bien que, fue una intuición, un pálpito o similar, el caso es que recogí los papeles de inscripción, me fui y ya no volví.

 

Al poco tiempo apareció delante de mi, una nueva sociedad recientemente creada: DAMA Derechos de autor de medios audiovisuales, que curiosamente estaba a pocos metros de la SGAE. Cuando entré en sus pequeñas y humildes oficinas, supe que era el sitio donde iba a confiar mis pequeñas obras.

Desde entonces he permanecido en DAMAUTOR, los he visto crecer, he sido testigo de sus cambios de sede, he acudido a algunas de sus actividades, como también he participado en algunas de ellas y hasta la fecha, no me han defraudado, sino todo lo contrario.

En la primera sede de la calle Pelayo, me dejarón rodar en sus oficinas, sin gasto alguno y actualmente tengo una presentación el mes próximo de mi libro: HAZ DE TU VIDA LA MEJOR PELÍCULA, con la posibilidad de hacer un curso/taller en fechas próximas. Quiero destacar la figura del director general: Victor Romano. Siempre atento, cercano, sensible, trabajador, honesto y con gran vocación de servicio a los demás.

Y aunque en la actual sede, todo sea más grande y más poderosa, sigue ese ambiente cercano, sencillo y humilde. Algo que espero y deseo de corazón, que siga siendo siempre así, con la honestidad por delante y como estandarte principal.

Con el tiempo, descubrí que mi intuición, no me engaño, pues al poco tiempo, empezarón a salir a la luz, los primeros escándalos financieros de la SGAE y a día de hoy, siguen en ese oscurantismo y con esa fragancia de mafia.

De hecho muchos autores y cineastas, se han pasado a DAMA, abandonando a la SGAE.

Desde aquí doy las gracias a DAMA, por su buen hacer y su buen ser y deseo de verdad, que sigan de esta manera, para que no caigan como han caido sociedades como la SGAE, en la corrupción y por lo tanto en la falta de transparencia y de honestidad. Pues bien sabemos que cuando una sociedad crece y sus ingresos se van multiplicando, la honestidad se pone a prueba y en la mayoría de los casos, se suspende.

Por ello la importancia de mantener esos valores, que desde el principio de su creación, han sido, por los que muchos creadores, nos hemos adherido a ella, confiamos en ella y apostamos por ella. Gracias.





 

lunes, 31 de mayo de 2021

¡Qué grande es (era) el cine!

 

Uno de los mejores programas, por no decir el mejor programa que habido sobre el CINE con mayúsculas, fue el que realizó el director y productor JOSE LUIS GARCI, titulado: ¡Qué grande es el cine! Cuya emisión duró una década entre 1995 y 2005 en la 2 de RTVE, los lunes por la noche.

Aunque luego hizo otros programas en Telemadrid, pero no alcanzó al mencionado anteriormente. Es obvio que este cineasta y muy amante del "buen cine" no puede disimular, de que el cine clásico, el cine de mediados del siglo pasado, son sus mayores amores.

Particularmente me uno a sus preferencias clásicas, pues la época de oro del cine fue del principio del siglo XX, hasta los sesenta. Por supuesto, que esto no quiere decir que en años posteriores, hasta la actualidad, no haya grandes películas, grandes obras maestras, que han dignificado el séptimo arte, pero lo cierto que es en esas décadas de mediados del siglo pasado, donde se congregan las mejores películas, los mejores interpretes, guiones y directores. ¡El cine era arte! ¡el cine era Cine!

El mismo Jose Luis Garci, comentó no hace mucho en el programa radiofónico de Esradio, en el que colabora, desde hace unos años: Cowboys de medianoche, que por cierto recomiendo desde aquí, cuando le preguntarón si volovería a realizar un programa similar como el que hizo en la 2 y Garci contesto, que lo primero que habría que cambiar es el titulo, siendo este: ¡Què grande era el cine! cambiando el es por el era. Algo que comparto totalmente en base a lo expresado anteriormente.

El cineasta, artista y escritor: Alejandro Jodorowsky, dijo en una ocasión de que el cine era el arte más prostituido y no le faltan razones. Algo parecido dijo también Juan Manuel de Prada, crítico y escritor.

Estos son sólo algunos ejemplos de personalidades que han observado como el cine ha ganado en tecnología y medios técnicos, pero en gran medida ha perdido su verdadera esencia, su auténtico valor y su lugar como el séptimo arte.

Por supuesto, esto ha sucedido en todas las filmografías, no ha sido sólo en la americana y en este caso la española, es algo globalizado.

Lo que impera es el entretenimiento de bajo suelo, de valores que son antivalores, de una industria, que es una mafia, de unas obras de escasa calidad, que aporta poco o nada a la sociedad, incluso lo que hace es restar a la evolución de la misma, etc. Repito que hablo de forma general y que hay honrosas excepciones y menos mal que las hay...

Adentrarnos en todos los detalles, llevaría a varias entradas de este blog, aunque menciono muchas de ellas en mi libro: HAZ DE TU VIDA LA MEJOR PELÍCULA/CINE COACHING de la editorial Letrame.

¡Gracias a Dios que siempre nos quedará el cine clásico, como a los protagonistas de Casablanca, que siempre les quedaría París!


 Siempre y cuando sigamos teniendo oportunidad de revisionar y rescatar todos esos maravillosos titulos, Lo digo porque se ha intentado recientemente eliminar de ciertos catálogos y plataformas, películas como Lo que el viento se llevó, por ser recista y algunas de Disney. Prueba clara de hacia donde va este arte y lo que se quiere hacer con el auténtico...


 

Así que aprovechemos a disfrutar de todo el cine clásico español o extranjero, antes de que... y hacerselo llegar a las nuevas generaciones, para que se den cuenta y tomen conciencia, de que además de los superhéroes de ahora, existen grandes joyas emanadas del séptimo arte. Gracias.


viernes, 30 de abril de 2021

Oscar 2021

 Dentro de las anormalidades en las que llevamos metidos desde hace más de un año y lo que rondará morena, como se dice popularmente, nos encontramos con la ceremonia de los oscars de Hollywood, donde al menos van a ser presenciales y no on line como se hizo sir ir más lejos con los goya, que por cierto, fue la gala más tétrica y menos vista de la historía.

Muchos estrenos de grandes películas no se han producido, debido a los aplazamientos de los mismos, esperando un mejor escenario y poder hacer una mejor caja/recaudación.

Por lo tanto estos premios son en cierta manera algo sesgados e incompletos, pero aún así habido distribuidoras que se han arriesgado y han permitido que sus mejores películas se estrenarán en cines o al menos en plataformas o en ambas a la vez.

De las nominadas/elegidas y por lo tanto vistas, yo me quedo como mejor película MANK de David Fincher. A mi entender es la mejor y la que además retrata y rescata la mejor época del cine.


 Como mejor película de animación, una vez más me quedo con la última producción de Pixar: SOUL. Una entrañable, bonita y didáctica película sobre la vida y la muerte. Con una grandisima animación, buena banda sonora y en sintesís de una gran calidad en terminos generales.


El oscar al mejor actor lo tengo dividido entre Anthony Hopkins y Gary Oldman, en sus respectivas películas de: EL PADRE Y MANK. Son dos interpretaciones maravillosas y geniales al servicio de dos buenas películas.

En cuanto a la mejor película extranjera, creo que hay una gran unanimidad y yo me uno a ella que es: LA OTRA RONDA de Thomas Vinterberg y protagonizada por inmensos actores, encabezados por el gran actor danés Mads Mikkelsen. Una película necesaria, reflexiva, donde se entremezclan perfectamente los géneros de drama y comedia, la tristeza y la alegría, el conocimiento y la reflexión.

 El oscar a la mejor actriz, se lo daría como reconocimiento a toda su carrera y por supuesto a su última película estrenada este año y me refiero a la gran: GLENN CLOSE. Ha estado nominada en varias ocasiones y no habido forma de que se lo llevara. Pero por mi parte como por parte de muchos más, ella es la que más se lo merce con gran diferencia, pero la academia es así...

Y aprovecho para terminar ya, de que la película tan premiada y favorita a los oscar de este año: NOMALAND, me parece una buena película, pero creo que pesa más que tanto la directora, como la protagonista y productora son mujeres y a más la primera es de origen chino...


 Pero bueno, esto será para una reflexión mayor y más extensa que haré en una próxima publicación. Gracias y hasta pronto. Buen cine de cambio.

miércoles, 31 de marzo de 2021

Enrique San Francisco


 El pasado 1 de Marzo, nueve días antes de su cumpleaños, falleció en el Hospital Clínico de San Carlos de Madrid, a la edad de 65 años, por una neumonía bilateral, el gran actor, humorista y persona: Enrique San Francisco.

Era un actor que desde la primera vez que le vi en pantalla, me enganchó. Tenía algo particular, original, diferente al resto de sus compañeros y desde aquella ocasión le he ido siguiendo y disfrutando de sus películas, series, monólogos y obras de teatro. Aunque su vìs cómica era la que más resaltaba, también era un gran actor de drama y de grandes clásicos.

Es por esto y por su peculiar forma de actuar, de ser y de vivir, por lo que hago esta entrada de blog, dedicada enteramente a él.

Ensalzar sus dotes en la interpretación, resulta obvio y creo que todos opinamos lo mismo, que era un grande, tenía un magnetismo, una naturalidad, una autenticidad, que te envolvia desde el minuto uno que aparecia en la pantalla o sobre un escenario.

Pero lo que quiero enfatizar con esta entrada, es su forma de vivir, de relacionarse, de su caracter, de como vivia la vida y de sus múltiples cervezas que pudo ingerir hasta casi el último día.

Una persona, como nos pasa a todos, que tenía sus luces y sombras, pero que era sobre todo "fiel y coherente" con lo que pensaba y sentía. Fuese lo que fuese y con quien fuese. Era un ser libre en su pensamientos, ideas, sentimentos, palabras y acciones. Algo que no es nada habitual, pues lo que predomina es la incoherencia, la hipocresía, la falsedad y la máscara. Quique era tal cual, sin filtros, sin capas, sin disfraz. Por supuesto en un mundo como en el que vivimos le trajo muchos problemas, críticas, ostracismo y marginación. Muchos compañer@s de profesión le dierón la espalda, le impidierón trabajar, mirarón a otro lado cuando necesitaba su respaldo y amistad y que ahora le recuerdan y le llorán ¡cuanta falsedad!

También es cierto, que aunque pocos, otros estuvierón a su lado siempre, ayudándole, en lo que pudierón, con grandes dosis de paciencia y cuya amistad y cariño perduró hasta el último día.

No quiero justificar sus errores, ni hacer de su persona un ejemplo completo a seguir, pero si que reseñar que en el mundo en general y en el artístico en particular, hay pocos valientes, coherentes, sinceros y verdaderos, como lo fue Enrique San Francisco.

Amigo de sus amigos, generoso y entregado como el que más, cariñoso, sensible, humano, divertido, genial, sincero, inteligente, culto, todo un caballero y que vivia el día a día como pocos, disfrutando de cada momento e instante, tal y como le parecía de forma libre, sin ataduras y sin coacciones.

Todo el que le conocía, se quedaba enganchado, se encariñaba, era imposible discutir con él, pues su autenticidad y humor, hacía imposible cualquier afrenta. 

Reconoció sus errores y su etapa más negra y oscura, cuando estuvo enganchado a las drogas, que supo y pudo salir de ellas, gracias a la motivación de su madre y de su voluntad. La generosidad que tuvo con su padre, el cuál conoció ya en la juventud y que no sólo le perdonó, sino que además le ofreció su cariño y admiración.

En verdad he sentido su pérdida, aunque el consuelo es que, como pasa con todos los genios, me queda su recuerdo como profesional y como persona. 

Y seguro que esté donde esté, seguirá con su cerveza en la mano y divirtiendo a todos lo que tengan la fortuna de estar cerca de él. Descansa, bebe y rie en paz. Gracias por todo Quique.



domingo, 28 de febrero de 2021

Premios 2021 ¡Victoria!

En pocos días y semanas, tenemos un año más ese "circo de vanidades" llamados premios Feroz y Goya. Que emulan o eso se dice a los Globos de Oro y a los Oscar. 

Como he expresado en alguna ocasión, ese tipo de premios los veo absurdos, vanidosos, injustos, interesados, aburridos, costosos y engañosos.

Como mucho, haria alguna entrega honorífica a la carrera de algún artista en concreto, que "realmente" la mereciera, fuese actor, director, etc.

Este año ya de antemano se presentan con la peor tarjeta de presentación, tanto los feroz como los goya. Denominaciones que no termino de entender, en cuanto a la nula relación con el mundo del cine. Pero bueno, dentro de todo es un mal menor.

 Con el tema de la pandemia, al parecer los Goya, van a ser un híbrido entre lo presencial y lo online. Los presentadores y los que entregan los premios en el escenario del teatro Soho de Málaga y los nominados en sus casa con la aplicación de zoom, al parecer. 

Me parece un desacierto, un despróposito total, no tiene ninguna lógica, se mire por donde se mire. Como se dice siempre o todos o ninguno. Que se reduzca el público, hasta un punto lo puedo medio aceptar, pero que unos puedan estar en el escenario y los autenticos protagonistas, estén en su casa, no lo entiendo y de hecho hay muchas quejas y descontento. Una vez más la Academia de Cine, está haciendo el ridículo, con Mariano Barroso al frente, que debería de haber dimitido desde hace tiempo.

Antonio Banderas, un convidado y anfitrión de piedra, lo asume, baja la cabeza y pasa por el aro ¡penoso! Personalmente creo que ha perdido puntos, por aceptar tal despropósito. Pero el borreguismo del sector, de nuevo es patente y demostrable. Y es que hay que hacer el juego y la pelota al gobierno, al inexistente y desconocido ministro de cultura, a RTVE y a todos aquellos que sueltan la pasta, las subenciones, formalizan contratos cuantiosos, etc.

Si tuviesen un minímo de dignidad, tendrián que plantar, especialmente los nominados y decir que en esas condiciones no aceptan tales nominaciones y menos el recogerlas de esa manera. Pero no, todos pasan por el redil y amén, no vaya que se lo den a otro y lo que es peor que no me den trabajo.

 En cuanto a los premios feroz, habido cambio de teatro casi en el último momento, si la organización y el desarrollo de los mismos en años anteriores ha sido deplorable, con la presidenta Maria Guerra al frente, que también tendría que haber dimitido, si tuviera algo de coherencia, por lo que ya veremos lo que sucede este año...

Aunque tengo que reconocer y aplaudir de forma clamorosa, la iniciativa de entregar el feroz honorífico este año a la actriz Victoria Abril, de ofrecerla una rueda de prensa bastante concurrida y que pasara lo que luego paso, en cuanto a sus valientes y acertadas opiniones y comentarios que hizo, en cuanto a lo que esta sucediendo en el mundo de forma general y en Francia en particular. Por supuesto que si la organización, mejor dicho la desorganización, hubiese sabido lo que iba a pasar, obviamente no se lo habrián otorgado y mucho menos el darla un microfono y una rueda de prensa en exclusiva para ella. Les ha salido el tiro por la culata y se les ha colado el caballo, en este caso la yegua de troya. Algo que de nuevo me alegra muy mucho y me da esperanzas, de que haya algunas personas, artistas en este caso, que sean coherentes, valientes y expresen sus ideas, sentimientos y opiniones, "sin miedo" a las represalias o similares, que lògicamente la va haber y que las acepte con la cabeza levantada y la voz firme y decidida.

Veremos que sucede al final, si la dan el premio o no, pues hay muchas presiones para que no se lo den, aunque particularmente yo la daría no un premio, sino al menos dos.

Como era de esperar, enseguida tanto la mal llamada organización de los premios, como algunos y algunas compañeras del sector, se han desmarcado de tales comentarios y opiniones e incluso los han criticado ferozmente, para que "sus amos", no les cortén el grifo y se vayan a su casa, que es donde tendrían que estar toda esta gente cobarde, hipócrita, dormida, inútil y comprada.

Asi que de momento celebró el premio llamado "Victoria" y que a partir de ahora, se la tendría que llamar en vez de Victoria Abril, "Victoria Feroz". Para el resto, una manita para abajo y silbidos. Gracias.